BACETIN

$9.95

SKU: 25061 Categorías: ,

Descripción

Hay razones por las que el aceite de hígado de bacalao se utiliza desde hace casi 200 años. Para empezar, su contenido en Omega-3 se ha empleado para reducir las grasas en sangre llamadas triglicéridos. Tomar aceite de hígado de bacalao por vía oral puede reducir los niveles de triglicéridos entre un 20% y un 50% en personas con niveles altos de triglicéridos. Hipertensión arterial. Tomar aceite de hígado de bacalao por vía oral parece reducir la presión arterial (ambas cifras) una pequeña, pero importante, cantidad en personas con hipertensión arterial leve. Los estudios han demostrado incluso que puede ayudar a controlar la enfermedad renal en personas con diabetes de tipo 2. Tomar aceite de hígado de bacalao parece reducir las proteínas en la orina, un marcador de la gravedad de la enfermedad renal. Además, se sabe que alivia la artritis y el dolor muscular Tomar aceite de hígado de bacalao a diario es una buena forma de prevenir la artritis. Para los que padecen artritis, les aliviará el dolor. La dosis recomendada de aceite de hígado de bacalao para la artritis es de una cucharadita o dos al día. Si lo toma en cápsulas, siga las instrucciones del envase. Los dolores musculares y óseos son los dos síntomas principales de la carencia de vitamina D. Las personas que tienen esta carencia de vitamina experimentan un dolor importante en las piernas y les cuesta subir escaleras. Los estudios también han demostrado que una o dos cucharaditas de aceite de hígado de bacalao aumentan los niveles de vitamina D en el organismo. Esto ayuda a reducir el dolor muscular y también mejora la fuerza de los músculos. Prevenir enfermedades del corazón Una dosis diaria de una cucharadita o dos de aceite de hígado de bacalao mejora la funcionalidad del corazón, incluso después de una cirugía cardíaca o un ataque al corazón. Esto, a su vez, ayuda a prevenir enfermedades que afectan al corazón. ¿El contenido nutricional del aceite de hígado de bacalao hace posible este beneficio? Los ácidos grasos omega-3 recubren las arterias después de un daño, mejorando así la cicatrización. La absorción de minerales también se ve facilitada por las vitaminas D y A, lo que favorece la elasticidad de los vasos sanguíneos y mejora la funcionalidad de los músculos. Reduce el colesterol alto El aceite de hígado de bacalao contiene ácidos grasos que ayudan a reducir el colesterol malo del organismo. El mejor remedio es consumir una o dos cucharaditas al día. Combatir la diabetes tipo 1 en los niños Los resultados de un estudio realizado demostraron que las mujeres embarazadas que tomaban una cucharadita de aceite de hígado de bacalao al día tenían menos riesgo de tener hijos con diabetes tipo 1. No obstante, se recomienda a las mujeres embarazadas que consulten a su médico antes de tomar aceite de hígado de bacalao de forma regular. Mantener la salud cerebral y mental El cerebro humano tiene una alta concentración de omega-3, y dado que el aceite de hígado de bacalao también contiene ácidos grasos omega-3, tomar suplementos de este aceite de pescado da un impulso a la salud cerebral y mental. Tiene posibles beneficios para afecciones como el TDAH y la depresión, y también apunta una posible eficacia para la psicosis y el trastorno bipolar.

Reseñas

Aún no hay opiniones.

Sé el primero en opinar "BACETIN"

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.